"Espinosa de Cerrato (Palencia)"

19 marzo 2014

LA FIESTA DE LA LUMINARIA

Alguien que se presenta como espinosiego, que yo preferiría saber quién es, nos dejó el otro día un mensaje en la página Web de Espinosa y que dice textualmente lo siguiente:

Espinosiego: me gustaría saber sobre una antigua tradición de Espinosa, una noche se quemaban los pellejos viejos, creo que el nombre tenía que ver con la pez, haber si hay alguien que se acuerda y lo explica”.

Pensando sobre ello me llegaban recuerdos tremendamente difusos. Algo me sonaba, pero no conseguía centrar el tema, por lo que ha habido que pedir ayuda a personas mayores, que todavía hay muchos y han sido ellos, entre ellos mi hermano Luis, quien nos ha facilitado bastante información.

 Esta fiesta”, esta tradición ya perdida, tenía lugar la noche del día 7 de Diciembre, víspera de la Inmaculada Concepción. Se llamaba la fiesta de La Luminaria, y en la misma participaban niños, jóvenes y hasta casados. Todos ellos acudían a las cantinas o establecimientos en las que guardaban los pellejos donde se transportaba el vino y donde ya sabían que los viejos y en desuso había que guardarles para dicha fiesta.


Se mienta al señor Pablo, el padre de la señora Gudelia, de la señora Juliana…. Al señor Modesto, el estanquero, el padre de Adelia, de Timoteo…. Al señor Aurelio, y al señor Eulalio, padre de Nati, de Lorenza….

Claro está que los pellejos eran de distintos tamaños.

También en las casas particulares muchas veces había una bota vieja. Todo valía para prenderlo fuego y correr con ello por las calles del pueblo. (Es sabido que la parte interior de los pellejos y de las botas estaba impermeabilizado por la pez).

Un antiguo oficio era el de peguero, quien en un horno o peguera sacaba la pez o brea, producto negro y viscoso cociendo los sarros y tocones de pino. Apreciado para impermeabilizar las botas de vino, con éste producto además se calafateaban los barcos y se marcaba a las ovejas, además de servir para curar las enfermedades de la piel del ganado.


La pez se podía destilar después con el fin de obtener esencia de trementina, colofonia o aguarrás.

Se podría ampliar la información sobre la pez hablando de los hornos donde se conseguía, pero no es esta la finalidad de este artículo).

 La pez arde como si fuera una tea, por lo que los pellejos grandes se les agujereaba por ambos lados y se metía una palo entre ellos para poder sujetarle y correr mientras ardía, y era llevado por dos personas. 

Mientras se corría iba cayendo la pez al suelo y grande era la humareda que se originaba en todo el pueblo y sobre todo el olor a pez, un olor fuerte, que se metía por todos los rincones, del pueblo, del aire y de las personas.
Dependiendo del tamaño de los pellejos y de las botas así era también el tamaño de las personas que lo llevaban.

Era corriente ver a niños llevando pequeñas botas, claro está siempre con cuidado pues la pez, cuyas gotas caían ardiendo, podía producir quemaduras. Dicen los informantes que la gente del pueblo, que en aquellos años superaba los mil habitantes, salía a las calles y voceaba y animaba a los que pasaban con los pellejos y las botas ardiendo.
Parece ser que había dos grandes piedras, una en la esquina del Ayuntamiento, justamente a la izquierda de las escalerillas que hay para subir a la plaza y otra en la puerta de la casa de mis padres, Valentín y Epifania, en la Placetuela. En estas piedras se paraba la gente que iba con los pellejos ardiendo y dejaban que la pez cayera en gran cantidad en estas piedras.

Después, cuando la pez se iba enfriando y ya se podía tocar, hacían pelotas con la misma y jugaban con ellas. Los mayores del pueblo se acuerdan mucho de La Luminaria. Una pena que esta tradición, que todos los años se celebraba en Espinosa haya desaparecido. Que al menos estas líneas sirvan como documento escrito para no olvidar del todo estas tradiciones.

Aniano.


1 comentarios :

Anónimo dijo...

Espinosiego: Muchas gracias Aniano. Creo que es bonito recordar costumbres perdidas de nuestro pueblo; como esta, las enramadas de la noche de san Juan, el jueves de todos, etc.
Muchas gracias también por este blog. En privado te diré quien soy.

ecoestadistica.com